13.04.2021
CABA

Quirós: "Toda reunión que podamos postergar, hay que postergarla"

El Ministro de Salud de la Ciudad, Fernán Quirós, enfatizó sobre la importancia de los cuidados colectivos y la responsabilidad individual para poder dar tiempo a intensificar la campaña de vacunación y así evitar el colapso sanitario. “Estas semanas son clave” por lo cual “toda reunión que podamos postergar, hay que postergarla”, dijo y agregó: "Hay gente de riesgo que no accedió a su vacuna y tenemos que darles el tiempo para que accedan".

Para Quirós hay dos hitos clave a mirar respecto a la pandemia en el país. Por un lado, el 1 de mayo y por otro el 1 de julio. En el tiempo que nos separa hasta llegar a la primera de las dos fechas, la sociedad deberá extremar los cuidados intradomiciliarios y de cumplimiento de protocolos laborales. "Será un hito significativo, pero no suficiente", explicó el funcionario del Gobierno de Horacio Rodríguez Larreta al canal C5N.

Los cuidados que se tomen en ese período permitirá preparar la situación sanitaria para avanzar intensivamente en la vacunación. De esta manera, el 1 de julio, de no mediar inconvenientes, se llegará al segundo hito "cuando la totalidad de los grupos de riesgo pueden estar vacunados". "Por eso todas estas dos a cuatro semanas son clave. Toda reunión laboral o familiar que se pueda postergar, hay que hacerlo. A lo mejor tenemos que pasar un par de fin de semanas solos o en burbujas", remarcó.

Quirós remarcó la importancia de la responsabilidad colectiva para poder transitar el período que viene por delante sin mayores sobresaltos. Pese a ello, el aumento de casos de coronavirus que se viene dando en la República Argentina durante las últimas semanas es una realidad y genera preocupación al interior del Gobierno nacional y sus pares provinciales.

“Día a día evaluamos la situación epidemiológica. Lo que se ha visto en experiencias previas en otros lugares es que la primera parte de la ola tiene que ver con personas de entre 15 a 50 años. Con posterioridad, puertas adentro, estos van difundiendo la enfermedad a otros grupos etarios. Por eso los cuidados caseros son importantes”, manifestó.

Siguiendo esa línea, explicó que quienes más circulan en la sociedad son los de edad intermedia, quienes luego llevan el virus al interior de los domicilios y contagian a grupos de mayor edad. “En esta etapa no salimos a buscar el virus, nos lo traen”, explicó y resaltó que “es importante poner el debate del cuidado intradomiciliario”.

Ante la consulta sobre el impacto del aumento de casos por la apertura de la actividad económica, Quirós fue terminante: “Donde hay protocolos y se cumplen, el nivel de contagios es relativamente pequeño”. El problema, dijo, es “lo que pasa cuando te encontras con amigos, familiares o compañeros de trabajo, ninguno tiene síntomas de la enfermedad y se bajan los cuidados. Es difícil levantar la guardia en esos casos pero es ahí donde hay que cuidarse”.

En las últimas semanas, el Gobierno nacional y los medios de comunicación volvieron a poner en agenda el debate sobre la necesidad de aumentar restricciones, que en algunos casos pueden llegar hasta cierres completos de la actividad - como ocurre en Francia, Reino Unido, Chile, entre otros – o apelar a la responsabilidad social.

“Hay que encontrar el equilibrio más apropiado entre el efecto que buscas y una medida que lo logre. Además que haga el menor daño posible”, remarcó Quirós sobre posibles retrocesos de fase. Sin embargo, dejó en claro que “donde podes controlar el protocolo, o donde se cumple bien, la persona tiene más riesgo fuera de esa actividad que dentro” por lo tanto dijo que esas actividades serán las últimas en evaluar ante un hipotético cierre.

Un ejemplo que puso el sanitarista tiene que ver con los bares, uno de los últimos rubros en retomar la actividad. En ese sentido, explicó que se debe tener especial cuidado con aquellas actividades que se desarrollan a la vista de la sociedad y de los poderes de control, la cual se puede gestionar. El problema en ese caso es restringirla y empujar a que se desarrolle en un ámbito donde el Estado no puede acceder. “Hay que tener cuidado con cambiar la nocturnidad en los exteriores (bares) y llevarla a miles de domicilios”, remarcó.

Por eso volvió a insistir en que se debe hacer un esfuerzo para no llegar a situaciones extremas, teniendo en cuenta la posibilidad concreta de lograr vacunar a las personas de riesgo en los próximos meses. "Las próximas dos a cuatro semanas vamos a avanzar en la intensificación de la vacunación. Los cuidados en lugares cerrados hay que intensificarlos en las próximas semanas. Hay que hacer un esfuerzo", dijo.

Respecto al cambio del calendario electoral que se encuentran analizando el Gobierno nacional con diputados y senadores de la oposición respecto a las Primarias Abiertas Simultaneas y Obligatorias (PASO) y a las elecciones de medio término, Quirós apuntó que es prematuro prever cómo estará la situación epidemiológica en agosto. "Interpretar en que situación epidemiológica va a estar Argentina en agosto es prácticamente imposible. Los elementos de juicio técnicos y científicos son relativamente pobres. Pero para julio, habiendo vacunado a grupos de riesgo, la situación de Argentina va a ser diferente. Es más un debate político o social que de la sanidad", consideró.

Comentarios