22.05.2022
Buenos Aires

Derecho a la identidad: se habilitó el acceso a la documentación para quienes ignoren su origen biológico

Tras la sanción de la Ley de Identidad de Origen, que aprobó el Senado bonaerense, todas las personas que vivan en la provincia de Buenos Aires y desconozcan su origen biológico, podrán acceder ahora a la documentación que les permita conocer la historia sobre su procedencia.

La aprobación de la norma fue celebrada como "una gran noticia" por parte de las organizaciones que agrupan a personas que desde hace años buscan encontrarse con su origen biológico, informaron hoy fuentes legislativas.

La provincia de Buenos Aires se convirtió así en la séptima jurisdicción en contar con una ley que busca garantizar el derecho humano a la identidad de origen. La activista por el derecho a la identidad y víctima de trata de bebes, Clara Lis, expresó este viernes que "ahora es muy necesario que se reglamente ya que a nivel país sólo la reglamentó la provincia de Mendoza" y pidió que "se capacite al personal del Estado que va a empezar a recibir a las víctimas".

"Hay muchas madres que se animan a contar una sola vez su búsqueda; es necesario mucha contención y acompañamiento. Además, nosotros hacemos un llamado muy necesario a las madres, les decimos que no tengan miedo, no las vamos a juzgar", agregó.

La ley considera que podrán peticionar el acceso a documentos que permitan hallar su identidad de origen todas las personas que presuman que su identidad ha sido suprimida, sustituida o alterada por hechos concomitantes o posteriores a su nacimiento y todo aquel que desconozca su identidad de origen, así como sus ascendientes o descendientes en línea recta.

Estas personas que buscan su origen podrán acceder a datos contenidos en registros de hospitales, historias clínicas de parturientas, libros de partos, nacimientos, de neonatología y defunciones de establecimientos sanitarios de gestión pública y privada. También podrán acceder a archivos judiciales y de sentencias y a documentación de instituciones religiosas, educativas y de cuidado de niños y niñas.

 

Comentarios