09.12.2022
Buenos Aires

Kicillof defiende lo indefendible y cruzó a Guzmán por contar cómo se trabaja con Cristina Fernández

Luego de que el exministro de Economía, Martín Guzmán, dijera que con Cristina Fernández de Kirchner “gestionar era una hazaña”, al describir las trabas que la vicepresidenta le puso en su paso por el Palacio de Hacienda, el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, calificó de “lamentables” las declaraciones del ex ministro.

Guzmán volvió a hacer declaraciones públicas tras haber renunciado a su cargo el 2 de julio, y afirmó que Máximo Kirchner “pedía un acuerdo a 40 años con el FMI, es algo que no es posible. Ahora la vicepresidenta, que es su madre, le da poder a alguien que no puede ejercerlo de forma responsable”. En esta línea, lo tildó de “chico caprichoso” y dijo que su actitud “le sale cara al país”.

Ante este escenario, Kicillof salió al cruce y aseguró: “No me gustó nada, me pareció más bien lamentable”. Y recordó que la sorpresiva renuncia de Guzmán a mitad de año “fue un hecho que produjo una inestabilidad enorme, no sé si voluntariamente o involuntariamente”.

Además planteó que “las negociaciones (con el FMI) estuvieron desde el principio mal encaradas”. Y añadió: “Todo acuerdo con el FMI es un mal acuerdo por definición. Este acuerdo es malo, pero se trató de decir y mostrar lo contrario, que era un muy buen acuerdo, pero la verdad que no”.

Kicillof consideró que no se logró avanzar con el organismo multilateral de crédito en temas como el plazo y la sobretasa y subrayó que por haberse tratado de “un préstamo político” se debía buscar “una solución política”. Y agregó en la misma sintonía: “El FMI tenía la cola sucia y se tendría que haber aprovechado esa situación para una denuncia y una disputa mayor porque fue un crédito político tenía que tener una solución política”.

Por otra parte, el mandatario aseguró que “no se sabía hasta el final” de la administración de Guzmán “que se estaba refinanciando” la deuda con el Fondo en vez de una “restructuración”.

“Hay que diferenciar refinanciación de restructuración. Hasta determinado punto donde Martín llevaba la negociación y buena parte del gobierno hasta el Presidente, comprendían que de lo que se trataba era de reestructurar la deuda que había tomado (Mauricio) Macri”, manifestó Kicillof.

Y continuó: “Esto es renegociar los pagos. Pero en un momento se supo, sorpresivamente, que no se trataba de eso, de cambiar el cronograma y los montos, en definitiva las condiciones de eso impagable; sino que de repente nos enteramos que se trataba de un nuevo préstamo para pagar el de Macri. Un nuevo crédito con nuevas condiciones. Eso es refinanciar. Y esa es la mentira que nos ocultó el exministro. No lo sabíamos”.

“Eso no lo sabía el Presidente, no lo sabía Cristina, no lo sabía el Congreso. Lo cual resulta de suma gravedad. Hoy Massa contó que Guzmán le dijo vota esto así o vamos al default”, cerró.

Comentarios