28.01.2023
Buenos Aires

Para Lorenzino, el problema de la seguridad es culpa de un “sistema que fracasó”

“La transformación de la policía tiene que ser un tema prioritario en la agenda que viene. No es un problema de personas, sino de un sistema que fracasó, que no da respuestas, que da miedo. Es una deuda pendiente de la democracia”, afirmó el Defensor del Pueblo bonaerense, Guido Lorenzino, durante un encuentro celebrado en el Pre Foro Buenos Aires.

En este sentido, consideró una serie de cambios para transformar las fuerzas de seguridad. Por un lado, mencionó la necesidad de que se ponga en marcha la policía judicial e indicó que las fuerzas tienen que ser conducidas por civiles. “La prevención del delito tiene que ser hecha por fuerzas de seguridad en el territorio, con un jefe político que tienen que ser las y los intendentes, con fuerzas y recursos descentralizados del gobierno provincial”, explicó.

Lorenzino también indicó que “los delitos específicos, complejos, tienen que estar centralizados en una fuerza pequeña, profesional, conducida por un ministro civil a manos del gobierno provincial de turno”. Este modelo mixto, para el Defensor del Pueblo, tienen que tener el objetivo de “bajar la reincidencia y mejorar la prevención de delitos. Queremos un sistema penitenciario que saque a la persona mejor de lo que entró y que también se mejore la seguridad ciudadana”.

Del encuentro también participaron el director de la Cátedra Libre de Derechos Humanos y Participación Ciudadana de la UNNE, Norberto Liwski; Raquel Witis, madre de Mariano Witis, víctima de gatillo fácil; y la directora Ejecutiva del Cels, Paula Litvachky.

Comentarios