15.12.2018
Buenos Aires

Yeza no fue a la interpelación en el Concejo Deliberante de Pinamar y se quedó escuchando música en su casa

El intendente de Pinamar, Martín Yeza, debía presentarse en el Concejo Deliberante este lunes a la tarde para ser interpelado sobre las causas de malversación de fondos e irregularidades en el área de Habilitaciones que pesan sobre su gestión. 

No obstante, en su lugar acudió su secretario de Gobierno, Guillermo Benítez quien contestó las preguntas de los ediles sobre presupuestos inflados y la habilitación irregular de comercios para el expendio de bebidas alcohólicas en la zona de rambla en las cercanías de Cariló. 

Si bien la ausencia y el envió de un reemplazo eran herramientas a las que podía acudir el jefe comunal de Cambiemos, el malestar creció con las publicaciones en redes sociales realizadas por el propio Yeza en el momento que debía prestar declaración en el cuerpo legislativo.  

De esta manera, pudo verse al mandatario en un cómodo sillón junto a la frase: “Suena It´s my life de The animals. Para terminar este lunes”. Una canción en cuyo estribillo puede encontrarse la frase: “Es mi vida y voy a hacer lo que quiera”. 

En tanto, la interpelación que se extendió por dos horas contó con un protagónico papel por parte de los concejales de PROPIN, espacio que llevó el caso ante la Fiscalía, ante un nutrido auditorio. "La paralización de la actividad fue correcta", consideró Benítez. 

Asimismo, el funcionario local admitió que el procedimiento tuvo inconsistencias. Reconoció que pudo haber habido un "obrar negligente", aunque defendió la no realización de un sumario. "Son empleados de carrera y se les exige mucho", sentenció. 

Comentarios