18.10.2019
Argentina

Borrador del Presupuesto 2020 con un crecimiento de 1%, un dólar promedio a $67 y una inflación del 34%

 

El borrador de presupuesto nacional 2020 que presentará a la Cámara Baja el ministro de Hacienda Hernán Lacunza hace una proyección de crecimiento de 1%, una inflación de 34% y un dólar promedio de 67 pesos. 

Cumpliendo  con una obligación constitucional, el ministro de Hacienda presentaría el próximo lunes 15 a la Cámara Baja un borrador del Presupuesto 2020. De todos modos, siguiendo la tradición de los años electorales, lo más seguro es que recién se aborde el tema a nivel parlamentario con la nueva composición de las cámaras surgida de los comicios nacionales 

El antecesor de Lacunza, Nicolás Dujovne, había proyectado para este año una caída de 0,5% del PBI, un dólar promedio de $40,10 y una inflación de 23%. Pero la administración de Mauricio Macri a fin de año estaría logrando una caída del PBI de 2,6%, un dólar promedio anual superior a los 48 pesos y una inflación anual por encima del 55%. Además de una caída del consumo de 5,2% y de 23,4% en inversión. 

Según las proyecciones oficiales en 2020 ya se saldría definitivamente de la recesión económica y se retomaría la senda del crecimiento, con un aumento del PBI de un 1%, con una leve recuperación del consumo (consumo privado 1,4% y consumo público -3% ) y una fuerte desaceleración en la caída de la inversión, que sólo retrocedería 4,9%. En cuanto a la inflación, su fuerte descenso se explica por la confianza oficial en el impacto positivo de la rebaja del IVA a una serie de productos. 

Uno de los detalles más inciertos tiene que ver con el plan de programa financiero, que se presentaría “en base a las estimaciones efectuadas previamente”, tomando el presupuesto 2019 ya que como aún no se presentó el proyecto de Ley para “reperfilar” los pagos de deuda “no se puede incluir algo que no está aprobado”. No estando definida esta proyección, tampoco se puede anticipar un déficit fiscal para el próximo año, por lo que Lacunza no incluyó esa cifra. 

El optimismo oficial, que contrasta incluso con las proyecciones del FMI para el próximo año, se basa en una conjunción de expectativas favorables en los mercados internacionales donde la guerra comercial entre China y los Estados Unidos se compensaría por una más favorable situación regional. Así, nuestro país aumentaría 8,4% sus exportaciones y 1,3% sus importaciones, logrando una balanza comercial favorable, que también repercutiría en un aumento del consumo privado. 

Comentarios