18.10.2019
Buenos Aires

Cerró una cerealera en Miramar y 70 personas quedaron en la calle

La empresa cerealera Nidera Semillas, que tiene su central en el paraje La Ballenera, cerca de la localidad de Miramar, cerró sus puertas y 70 bonaerenses quedaron desempleados en un contexto de crisis económica y financiera general. 

La planta del kilómetro 37,5 de la ruta 88, dividía su personal entre los que tenían contratos efectivos, algunos que llegan a los 18 años de antigüedad, que están recibiendo sus indemnizaciones y los que estaban trabajando bajo contratos temporales. 

“Estamos haciendo un traslado de las operaciones a toda la zona de Venado Tuerto donde ya existen otros dos sectores de producción mayores. El objetivo es ser más eficientes en todo lo concernientes al negocio de semillas de maíz y girasol”, señaló el responsable de la producción, Estanislao Sestak. 

Desde la empresa señalaron que los empleados desafectados recibirán un 20% más de lo que corresponde en sus indemnizaciones pero aun así, quedarse sin trabajo en un contexto de crisis laboral. 

“No es agradable decirle a una persona que ya no tiene trabajo, por más que todos van a ser indemnizados como corresponde. Era gente muy capacitada con muchos años cumpliendo funciones por eso se extenderá por un tiempo el beneficio de la obra social familiar”, dijo Sestak. 

Ahora, la planta que se dedicaba a confeccionar las semillas de las espigas de máiz y girasol, dejará una enorme estructura en La Ballenera que todavía no resolvió cuál será su destino ni el de la maquinaria. 

“No hay nada resuelto con respecto al destino, primero queremos solucionar la situación de los empleados cesanteados. Hay dos o tres propuestas que se están estudiando pero concretamente no existe ninguna definición”, detalló. 

Comentarios