11.07.2020
CABA

Murieron siete adultos mayores del geriátrico denunciado por "negligencia" tras un brote de coronavirus

Otra vez, una institución para adultos mayores de la Ciudad está bajo la lupa por un brote de coronavirus entre los residentes y trabajadores del lugar. Es el Geriátrico Del Arce, ubicado en la calle Roosevelt 5570 del barrio porteño de Villa Urquiza. El primer contagio fue denunciado el 28 de mayo, cuando una enfermera dio postivo. Desde que comenzó todo a hoy,  ya hay siete muertos y 45 casos positivos entre residentes y trabajadores.

Cuando las autoridades tomaron conocimiento del primer contagio decidieron realizar testeos sobre los trabajadores pero no a los residentes, a quienes ofrecieron que hagan el hisopado de manera privada pero la su vez lo desaconsejaban por ser “traumático” para los residentes. Algunas familiares decidieron realizar el testo sobre los adultos mayores de la institución y los casos positivos comenzaron a salir a la luz.

Pasados los días, varios residentes comenzaron a presentar síntomas y a ser aislados. Varias familias denuncian que hubo una situación de “negligencia” por parte de las autoridades del geriátrico. José Carlos Puig Boo, director de la residencia, negó esas acusaciones en diálogo con el sitio web El Barrio, que cubre noticias locales, y describió una situación sanitaria controlada.

En diálogo con Infobar, Paola, nieta de una de las mujeres que residía en el geriátrico y fue contagiada, relató: “La información se manejó muy a cuentagotas, hacían un Zoom semanal los sábados para darnos un poco de información”. Además, dijo que no se respetaron los protocolos de higiene: “Tenemos fotos del geriátrico cuando uno de los familiares fue a ver a su papá desde afuera, porque ya no entrábamos, que se veía que no se respetaban los espacios comunes. Ya estaba la obligación de mantener uno o dos metros de distancia y de no usar espacios comunes pero estaban los abuelos uno encima del otro. Fue un desastre epidemiológico”.

El hijo de Francisco, un residente de 79 años que está internado en terapia intensiva en el Hospital Pirovano, se llama Diego Yosco y denunció que “cuando presentaban síntomas recién ahí se alarmaban y los derivaban. Si no tenían síntomas nunca les hacían test, o sea que puede haber un viejito asintomático sin saberlo, porque nunca le hicieron test a todos”.

El Ministerio de Salud porteño indicó en un comunicado que "todos los pacientes fueron trasladados de acuerdo a su cobertura médica y necesidades de atención" y confirmaron la cifra de muertos "a pesar del esfuerzo del equipo médico de los centros de salud donde permanecían internados".

Desde la cartera que conduce Fernán Quirós señalaron además que tras la notificación del primer caso, representantes del ministerio “realizaron ocho relevamientos en el lugar con el fin de profundizar el seguimiento epidemiológico y fiscalizar el cumplimiento de los protocolos sanitarios vigentes por la pandemia dentro de la institución” y que el 13 de junio pasado se llevaron a cabo hisopados a todo el geriátrico para “identificar casos de manera temprana, brindarles la atención adecuada y lograr mitigar los contagios dentro de la institución”.

De acuerdo al parte diario del gobierno porteño sobre la situación de la pandemia en la Ciudad de Buenos Aires hay un total de 4.451 casos confirmados en los geriátricos de la ciudad, con 481 de ellos confirmados este martes.

Comentarios