23.10.2020
CABA

Se aprobó el regreso de la construcción privada y trabajadoras de casas particulares en la Ciudad

Continúan las reaperturas en la Ciudad y esta vez es el turno de la construcción privada y las trabajadoras de casas particulares. El Gobierno nacional autorizó hoy las actividades y las exceptuó del aislamiento social, preventivo y obligatorio dispuesto por la pandemia por el coronavirus.

Según la Decisión Administrativa 1863/2020 publicada este jueves en el Boletín Oficial, se dispone que la actividad relativa a la construcción deberá "realizarse conforme a los protocolos establecidos". Una de las medidas es, por ejemplo, "minimizar el uso del celular, y en caso de utilizarlo proceder luego a su desinfección". También se puntualiza que el horario para esos trabajos deberá cumplirse entre las 10 y 17.

Según consignó Revista Qué, las personas consideradas "en grupos de riego según la autoridad nacional" como "mayores de 60, personas inmunodeprimidas, población con Certificado Único de Discapacidad y con insuficiencia renal crónica", entre otras patologías, no están alcanzadas por la autorización. Además "se deberá garantizar la organización de turnos, si correspondiere, y los modos de trabajo y de traslado que garanticen las medidas de distanciamiento e higiene necesarias para disminuir el riesgo de contagio de Covid-19", indica el texto.

Por otra parte, "los o las titulares o responsables de los lugares donde se efectúen las tareas autorizadas deberán garantizar las condiciones de higiene, seguridad y traslado establecidas por la jurisdicción para preservar la salud de sus trabajadoras y trabajadores, y que estas y estos lleguen a sus lugares de trabajo sin la utilización del servicio público de transporte de pasajeros", agrega la decisión.

Sobre el trabajo en casas particulares se estableció que "si el trabajador tiene que salir en su horario laboral (a hacer compras, pasear mascotas) deberá tomar los mismos recaudos de mantener la higiene para el ingreso al domicilio" que los establecidos desde el inicio de la pandemia como uso de tapabocas, distancia interpersonal, entre otros.

Uno de los anexos establece que se debe "evitar actividades que favorezcan el levantamiento de partículas en suspensión, como escobas y aspiradoras" y "se deberá limpiar y desinfectar en primer lugar superficies elevadas y superficies de alto contacto (picaportes, teclas de luz, timbre, perillas de horno, entre otras) y finalmente el suelo".

Otro ítem indica que "en caso de manipular ropa sucia no se deberá sacudir, debiendo colocarla directamente en el lavarropas", y además, "la ropa que el personal utilice para trabajar será distinta de la utilizada para trasladarse a y desde el lugar de trabajo".

Comentarios