30.11.2020
CABA

Reabren tres museos porteños

Los museos de la Ciudad van a abrir de manera escalonada a partir de este miércoles, funcionarán de lunes a domingos, de 10 a 20 horas, con reserva previa. Primero lo harán el Museo Moderno de Buenos Aires, el Hispanoamericano Isaac Fernández Blanco y el de Arte Español Enrique Larreta. El público podrá reservar las entradas a través de la web de cada museo. Al mismo tiempo se están preparando las bibliotecas porteñas para la reapertura.

Las visitas serán de lunes a domingos, entre las 10 y las 20 horas, y siempre y cuando antes se haya concretado la reserva previa por vía digital y anticipada, no en el lugar. En este sentido, si se ingresa al sitio web del Museo Moderno de Buenos Aires, por ejemplo, el sistema ya ofrece la opción de reservar un turno para la visita, indicando el día y horario de preferencia del usuario. El sistema ya toma reservas desde este miércoles y para lo que resta de la semana.
 
En el Museo Moderno de Buenos Aires se podrán ver las muestras de Sergio De Loof –a partir del 28 de noviembre–, Mildred Burton y Santiago Iturralde –ambos inauguraron en febrero y permanecen por un año– y, a partir del viernes, Nicanor Aráoz.
 
En el caso del Museo Hispanoamericano Isaac Fernández Blanco, sede Palacio Noel (Suipacha 1422), podrá visitarse desde el miércoles la exhibición de esculturas en el jardín, de Vivianne Duchini y la colección permanente (entrada a $50).
 
El otro museo que reabrirá en reabrir sus puertas al público con su tradicional jardín estilo andaluz y la colección permanente, es el Museo de Arte Español Enrique Larreta, ubicado en Juramento 2291, en el barrio de Belgrano.
 
Como ocurrirá en otras instituciones museísticas, la página también aclara que la reserva es personal e intransferible, y que cada visitante deberá contar con su reserva al momento de ingresar, cuando, además, le será tomada la temperatura.
 
A lo largo de todo el recorrido, los visitantes deberán llevar puesto su tapaboca cubriendo nariz y boca y contarán con alcohol a tu disposición para sanitizar sus manos cuantas veces lo crean necesario.
 
En la medida de lo posible, las autoridades del Gobierno porteño también recomiendan a los museos también el uso de mamparas o pantallas en las cajas de cobro que aseguren la protección de empleado y visitantes.    
 
Como en otras partes del mundo, se establecerán a su vez circuitos de recorrido en sentido único, para impedir acercamientos imprevistos y minimizar el riesgo de contagios, mientras que las puertas interiores deberán mantenerse abiertas (para que nadie las manipule) o ser higienizadas en forma permanente.
 
Entre las medidas sanitarias que impone la pandemia, se incluyen estas pautas:
El factor de ocupación será de una persona cada 15 metros cuadrados y, a tal fin, deberá tenerse en cuenta únicamente la superficie libre destinada a la exhibición de obras.
El establecimiento se obliga al control estricto de dicha capacidad y se recomienda que en cada sala de exposición se coloque un cartel en lugar visible indicando su capacidad máxima o aforo. El museo deberá controlar estrictamente la capacidad.
En el caso de las visitas individuales (eso es una persona) o un grupo de convivientes que no superen las 4 personas, deberán mantenerse juntos y, si se separan, respetar el distanciamiento social. 
No se permitirán instalaciones artísticas participativas ni tocar las obras. Y se reemplazará la entrega de tarjetas, textos de sala y catálogos por sus versiones digitales. Sólo estará permitida la visita contemplativa al museo, no la celebración de actividades culturales y educativas.
Se podrán utilizar dispositivos como audioguías, auriculares, tablets o pantallas (que requieran manipulación), siempre que se realice una desinfección sistemática después de cada uso.
Y se permitirá el servicio gastronómico de locales que se encuentren en terrazas o patios internos al aire libre, los cuales deberán adecuar su funcionamiento a lo establecido en los protocolos aprobados para el desarrollo de su actividad.
Finalmente, se realizará en forma regular la ventilación de todos los ambientes para permitir el recambio de aire. Las salas y los lugares de circulación del público, así como los espacios de trabajo del personal se mantendrán en condiciones adecuadas de limpieza y desinfección.

Comentarios