16.06.2024
Argentina

9M: rige el segundo paro general contra el Gobierno de Milei

Esta mañana, la Ciudad de Buenos Aires parecía en plena fase 1 de la pandemia. Al paro general, que asoma potente y que impacta directamente en el transporte público, se le sumó un frío que recuerda que el mes que el invierno está ahí nomás de desplegarse a sus anchas.

En Aeroparque, todo ese bullicio por altoparlantes de qué pasajeros deben apurarse para no perder el embarque está detenido: Hoy no hay vuelos, así que tampoco hay pasajeros.

El movimiento en las paradas de colectivo es directamente proporcional a lo que puede esperarse de la circulación de unidades: poco y nada.

Con conos puestos en cada uno de los espacios frente a los surtidores, algunas YPF de Saavedra hacen saber que no van a cargar combustible. Pero no todas: en algunos casos, como en la estación de Figueroa Alcorta y Echeverría, se prestaba el servicio. También en la Shell de la Autopista Illia.

Cabe mencionar, que cerca de las 8 de la mañana, los pocos colectivos que circulan por la avenida General Paz -un 107, un 150- van completamente vacíos. Probablemente, sus usuarios cotidianos hayan optado por otra vía para moverse, o dependan de más de una línea, o hayan adherido al paro general.

Pasadas las 8 de la mañana, algunos negocios empearon a abrir al público. Las agencias de lotería levantaron las persianas y algunos supermercados también. En una sucursal de Día, en Villa Soldati, el encargado advierte que irán revisando turno por turno la dotación de empleados con la que cuentan: “Dependemos del transporte público, si no tenemos un mínimo de empleados acá vamos a tener que cerrar”, explica.

Al supermercado llegan apenas algunos clientes: los que dependen de algún ingrediente que no encontraron en la alacena y los que, aseguran, sabían que el comercio iba a estar abierto.

Comentarios