08.12.2022
Argentina

Segmentación de tarifas: dudas y confusión sobre las boletas con quita de subsidio

Luego de que se anunciara el plan de segmentación de tarifas, el Gobierno argentino explicó que la quita de subsidios se haría en tres tramos en el caso de la luz: el primero sería del 20% y los otros dos tendrían una reducción del 40% cada uno. De esta manera, para diciembre 2022 y enero 2023, habrá un aumento del 25% en contraste con el mes corriente.

Sin embargo, existe una confusión generalizada con respecto a quiénes, cuándo y de qué manera afectará la quita paulatina de subsidios de luz, agua y gas en, por lo menos, medio millón de hogares de todo el país y es que, dependiendo del servicio que se pague, muchas familias comenzarán a recibir sus primeras boletas sin el sustento estatal.

Según está dispuesto, en la mayoría de los hogares se sentirá fuertemente la quita de subsidios entre los meses de enero y mayo del año que viene, aunque este impacto es relativo y dependerá de varios factores.

La confusión sobre el impacto de la factura mes a mes se debe a que en muchos casos la boleta es bimestral y también por la variedad en los ciclos de facturación según la distribuidora. Sumado a esto, mientras el anuncio estaba en marcha, todavía quedaban ciertas dudas con respecto a qué se iba a hacer con las familias que no se inscribieran al subsidio -cabe recordar que el número de inscriptos fue menor al esperado por el Gobierno-, aunque finalmente se resolvió poner como fecha para el primer tramo de la quita de subsidios al mes de octubre.

Los comercios y las pymes, sin embargo, ya comenzaron a recibir sus primeras facturas de luz con quitas de subsidios, no así con las del gas.

En el caso de las facturas de gas, la primera tanda sin subsidios comenzó a hacer ruido entre los hogares y es que en noviembre las mismas deberán abonarse con una porción del gas consumido en septiembre y con otra parte de volúmenes de octubre, tal como se planteó inicialmente. A este ritmo, estiman que debería sentirse el impacto de manera escalonada hasta marzo del 2023, aunque también indicaron que probablemente no resulte un problema hasta varios meses avanzados de dicho año.

Quizás sea la factura del agua la que se sienta más rápido que el resto, siempre dependiendo de cuándo llegue la factura, pero teniendo en cuenta la época del año será alrededor de diciembre del 2022 cuando las familias conozcan de que manera afectarán en lo económico las facturas. La factura promedio, que se pagará en diciembre, pasará a costar $840 a $2100 por mes. La zona de ingresos medios perderá parcialmente la ayuda desde este mes y la de ingresos bajos, recién el año que viene. Estos dos últimos grupos tendrán una quita escalonada.

Comentarios