18.10.2019
Argentina

Una familia necesitó $33.013 en agosto para no ser pobre

La canasta básica tuvo un aumento de 3,8% durante agosto, por lo cual una familia compuesta por dos padres y dos hijos necesitó el mes pasado contar con un ingreso de $33.013 para no caer bajo la línea de pobreza, de acuerdo a los datos publicados por el INDEC.. 

Agosto tuvo un rebrote inflacionario por la suba del dólar luego de las elecciones primarias. El índice de precios fue el mes pasado de 4% e impactó en los valores de la canasta básica total (CBT), que toma en cuenta alimentos, indumentaria, educación, salud y transporte. 

En los primeros ocho meses del año el conjunto de bienes y servicios de la CBT acumuló un incremento de 30% y si se extiende el análisis a los últimos doce meses, la suba total es de 58,8%. 

Los valores de la canasta básica total determinan dónde se ubica la línea de pobreza. Ese indicador, a su vez, establecerá cuál es el porcentaje de la población considerada pobre. Al mismo tiempo, la canasta alimentaria configura el límite de la indigencia. 

En términos individuales, los ingresos necesarios para no caer bajo la línea de la pobreza fueron en agosto de $10.683. Como referencia, hace un año se requerían $6753. De la misma forma, una persona precisó el mes pasado de $4.290 para cubrir la canasta alimentaria y no ser indigente, mientras doce meses atrás alcanzaba con $2700. 

Tomando en cuenta una familia tipo, compuesta por cuatro integrantes (dos padres y dos hijos/as), las cifras son lógicamente más altas. En agosto, así, ese hogar necesitó $33.013 de ingreso mensual para no quedar bajo la línea de la pobreza. En el mismo mes de 2018 precisaba $20.868. Y para no forma parte de la porción de la población sumida en la indigencia, esa familia requirió el mes pasado de $13.258. Doce meses antes le era suficiente contar con $8.347. 

Comentarios